Jeremy Irons, uno de los más famosos y prestigiosos actores, ha manifestado su firme convicción en que el aborto es pecado. Irons, con una trayectoria espectacular en el mundo del cine reconoce estar contento por que la Iglesia se oponga con firmeza al aborto.

“Creo que las mujeres deben poder tomar la decisión, pero también pienso que la Iglesia tiene razón cuando dice que (el aborto) es un pecado”, dijo recientemente en una entrevista.

“El pecado es algo que nos hace mal. La mentira es igualmente dañina. El aborto, además de un crimen contra alguien indefenso, hace daño a la mujer, es un daño a su psiquismo muy grande e incluso a su cuerpo. La Iglesia dice que no podemos aceptarlo y gracias a esta valentía alguien lo denuncia.

Y después hizo una defensa de los valores de la familia y la tradición. Aunque es posible tener hijos sin estar casado, dijo Irons, el matrimonio “nos da fortaleza, porque es bastante difícil salir de él y de este modo nos hace luchar más para mantenerlo unido”.

Esperanzadoras declaraciones de uno de los actores más importantes, esperemos que sea un motivo de esperanza para volver a los valores de la cristiandad, algo que nunca debimos abandonar.

 

También te puede interesar...

Artículo anteriorRoba limosnas en la iglesia y escapa huyendo en una motocicleta en Morazán
Artículo siguienteA San José, verdadero modelo de los trabajadores
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica