Monseñor Aguer afirmó que el aborto “es un crimen abominable” y puso como ejemplo las enseñanzas de la Iglesia que las asimila al infanticidio. “¿Por qué la criatura tiene que sufrir la pena que habría que aplicarle al violador? En todo caso aplíquele la pena de muerte al violador, que no se ha ni hipnotizado ahí”, aseguró.

El prelado tomó interés en dejar patente que “la misión es salvar vidas, no liquidarlas”. Y se cuestionó la siguiente pregunta: “¿Qué sanción le cabría a un presidente que aprobase la legalización del aborto? Yo creo que tendría que estar excomulgado, aunque no le importe un rábano”.

Reflexión de Mons. Héctor Aguer, Arzobispo Emérito de La Plata, Argentina, respecto que para un Cristiano “Es Pecado Mortal Votar Candidatos a Favor del Aborto”, en el Programa “Claves para un Mundo Mejor” del sábado 15 de Junio de 2019.