Existen diversas teorías sobre el origen del Black Friday en Estados Unidos. Una de las primeras que se difundió, y que hoy está totalmente descartada, es que tiene un origen esclavista, ya que el día después de Acción de Gracias, los traficantes de esclavos negros bajaban sus precios de cara a la temporada de invierno.

Otra hipótesis, más plausible, es que esta expresión se originase el viernes 24 de septiembre de 1869, cuando dos agentes de bolsa de Wall Street (Jay Gould y Jim Fisk) intentaron acaparar todo el mercado del oro en sus manos en connivencia con un famoso político de Nueva York, Boss Tweed, aunque fracasaron en el intento. Los tres intentaron sobornar a varios personajes importantes, incluidos algunos jueces. Pero el plan falló, ya que el precio del oro se desplomó en cuestión de minutos y muchos inversores se arruinaron, con lo que la jornada pasaría a ser conocida como “Viernes Negro”.

Pero también hay una tercera opción, que nos quieren ocultar, y que es la más importante y subliminal, pues pasa desapercibida a la inmensa mayoría de las personas, que envueltas en el frenesí de las compras y el consumismo ni se plantean lo que hay de fondo de estas modas que vienen de Estados Unidos y que arrastran a las masas ciegamente con un marketing brutal. Pero hay lago que va más allá del mero marketing.

El black friday tiene una fuerte connotación satánica similar a la de Halloween, pues encierra una fuerte simbología negativa: el viernes, día en que murió Nuestro Señor y que parodia con rabia el demonio para contraponerlo al Viernes Santo, así como el color negro, que representa la muerte y el mundo oscuro. No en vano ese día se practican muchos rituales maléficos y Misas negras en todo el mundo.

En cualquier caso está en perfecta consonancia que una sociedad comercial que rinde pleitesía al gran becerro de oro del dinero, aproveche ese día para adorar a aquel que promete todos los reinos de este mundo. El satanismo tiene una fuerte implantación en los Estados Unidos que importa estos modelos de fiestas paganas y con componente oscuro al resto del mundo.

 

También te puede interesar...

Artículo anteriorMientras todos van al black Friday, yo voy a adorar al Santísimo
Artículo siguienteEran buenos amigos…hoy son sacerdote y religiosa…y siguen siendo buenos amigos
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica