El padre nigeriano Theophilus Ndulue fue rescatado recientemente después de sufrir un duro secuestro el día 15 de noviembre, informó la Diócesis de Enugu. Demos gracias a Dios porque este secuestro tuvo un final feliz.

Desgraciadamente no suele ser lo habitual, pues muchos católicos son secuestrados y asesinados cada año el mundo. África es uno de los países en donde la Iglesia Católica es más perseguida.

“El P. Theophilus Ndulue, párroco de San Patricio Ihuonyia, Amansi-Odo, del área del gobierno local de Ezeagu, que fue secuestrado la noche del viernes 15 de noviembre de 2019 cuando regresaba de la reunión del Consejo Pastoral Diocesano celebrada en la Catedral del Espíritu Santo, Enugu, ha sido rescatado”, informó la Diócesis este 17 de noviembre en su sitio web.

La Diócesis de Enugu indicó que el presbítero “fue rescatado entre Eke y Egede”, en la zona de Udi. Recordó que el P. Ndulue “fue secuestrado mientras regresaba a su base en compañía de la presidenta de la Organización de Mujeres Católicas (CWO) de su parroquia, después de la reunión del Consejo Pastoral presidida por el Obispo Católico de la Diócesis de Enugu, Mons. Callistus Onaga, cuando fueron atacados por los presuntos secuestradores”.

También te puede interesar...

Artículo anteriorLa importancia del instinto maternal en la familia
Artículo siguienteREQUERIMIENTO DE UNA CONDUCTA ECLESIAL DIGNA por el coronel Efrén Díaz Casal
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica