Muchos incautos piensan que no pasa nada por no ir a Misa el domingo, que ellos son buenas personas y no van a ir al infierno por eso. Craso error y gravísimo engaño.

No se pierdan esta gran catequesis sobre la obligación de ir a Misa el domingo y pecamos gravemente si no se asiste.