Tenemos obligación de obedecer a los prelados siempre y cuando lo que nos enseñen se conforme a lo que ha enseñado la Iglesia siempre. El Cardenal Marx es uno de los cabecillas de los purpurados progresistas que defienden posturas inadmisibles para la moral católica.

El Cardenal Reinhard Marx, Presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania, siempre ha defendido que en la Iglesia pueda haber ceremonias “bendición” de parejas homosexuales. El Cardenal Marx dijo que “no debe haber normas” sobre ello. Para él decidir si una unión homosexual debe ser bendecida por la Iglesia debe estar en manos de un sacerdote o un agente de pastoral”.

Es una locura que un ministro de Dios bendiga una unión contra natura. No se puede bendecir el pecado. San Pablo lo dice muy claro en sus cartas:

¿Ignoran que los injustos no heredarán el Reino de Dios? No se hagan ilusiones: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los pervertidos, ni los ladrones, ni los avaros, ni los bebedores, ni los difamadores, ni los usurpadores heredarán el Reino de Dios. Algunos de ustedes fueron así, pero ahora han sido purificados, santificados y justificados en el nombre de nuestro Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.

También te puede interesar...

Artículo anteriorMonja muere con un expresión de felicidad nunca vista
Artículo siguienteDe vivir en la calle a ser empresario, gracias a la oportunidad de la asociación católica Tekton
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica