Un minuto basta para mostrar como se practica un aborto, descuartizando en varios trozos al feto indefenso. ¿Puede haber algo más cruel que privar de vida al nasciturus troceándolo con un hierro?

ESTÁ ES LA REALIDAD DEL CRIMEN DEL ABORTO.

También te puede interesar...

Artículo anteriorSin villancicos no hay Navidad, una reflexión de Javier Navascués
Artículo siguienteExplicación al poema navideño de Fray Luis de León por Flavio Infante