El Padre Loring nos habla de uno de los temas más graves y trascendentes.

También te puede interesar...

Artículo anterior¿Puede un católico ir a la playa?
Artículo siguienteLa enfermedad, el dolor, aunque nos espante…es para nuestro bien y santificación
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica