El Padre explica la inconveniencia de ir a la playa en Semana Santa por motivos obvios, aunque no profundiza en que independiente del tiempo litúrgico las playas sobre todo en verano son con frecuencia ocasión de pecado. No siempre es así y hay playas solitarias donde no hay ese problemas, pero la mayoría de playas masificadas tienen ese problema, donde es difícil no caer en un mal pensamiento.

LES ANIMAMOS A LEER ESTE ARTÍCULO donde explica porque ir a las playas hoy en día es casi siempre ocasión de pecado.

Y NO SE PIERDA ESTE OTRO

“Han de venir unas modas que ofenderán mucho a Nuestro Señor” Fátima 1917