Causa de canonización de capellán del ejército podría avanzar pronto.

 

Wichita, Kansas – El esfuerzo para hacer que un sacerdote de Kansas, quien murió en un campamento de prisioneros en Corea del Norte, sea declarado santo, podría dar un importante paso adelante el mes próximo.

 

El (diario) Wichita Eagle reporta que un panel de arzobispos y cardenales se reunirán en marzo 10 para votar si Emil Kapaun es merecedor del título de ‘Venerable’,  el cual es el segundo paso en el proceso de canonización en la Iglesia Católica. El Papa Francisco tomará la determinación final.

 

Kapaun fue nombrado ‘Siervo de Dios’, el primer paso hacia la canonización, por la Iglesia en 1993. Si el título de ‘Venerable’ le es otorgado,  la Iglesia podría empezar el proceso de investigación de los presuntos milagros atribuidos a Kapaun.

 

La Diócesis de Wichita ha abogado por la causa de canonización de Kapaun, quien se crio en una granja en el pueblo de Pilsen.

 

El padre Emil Joseph Kapaun fue capellán del ejército de los Estados Unidos y sirvió en la guerra de Corea. En el transcurso de la misma, el regimiento de Kapaun fue invadido por soldados norcoreanos y chinos durante la batalla de Unsan.

 

El padre fue capturado y llevado a un campo de prisioneros de guerra. Allí cavó letrinas, medió en disputas, regaló su propia comida y levantó la moral entre los prisioneros. También solía robarles café y té a los guardias, liderar compañeros presos en actos de desafío, y contrabandear medicinas contra la disentería para el doctor.

 

En mayo de 1951, Kapaun murió de neumonía y desnutrición. Sus acciones durante esa batalla, que tuvo lugar en 1950, resultaron en que fuese póstumamente galardonado con la Medalla de Honor por el presidente Obama décadas más tarde.

 

 

 

Artículo adaptado de una publicación originalmente hecha por UCatholic.

También te puede interesar...

Artículo anteriorLa conversión de la señora Blackie
Artículo siguienteEl Papa Benedicto XVI fue el segundo Papa en abdicar al Papado, ¿pero quién fue el primero?
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica