Crecí con algunas de las películas de Vincent Price. La más escalofriante para mí, a la edad de diez años, fue La Mansión de los Horrores. Pienso que cada niño de mi pueblo natal en Nueva Jersey estaba allí en el teatro Majestic  ese sábado para una triple sorpresa que también incluía 13 Fantasmas  (con gafas especiales para visualizar los espíritus) y El Aguijón de la Muerte. ¿Y adivinen quién protagonizó esta última? Vincent Price como el patólogo Warren Chapman. El Aguijón de la Muerte parecía un ciempiés y crecía en la espina dorsal de la gente. Podías mantenerlo bajo control gritando, si uno no podía gritar, pues bien, ¡qué lástima!

Recuerdo los gritos de todas las niñas que fueron a ver el triple evento cuando, al final de la última película, la exagerada voz del doctor Chapman le advertía a la audiencia, mientras se cerraban las cortinas, que El Aguijón de la Muerte estaba  en movimiento dentro del teatro.

Después de leer el recuento de Wikipaedia sobre Vincent Price, empecé a pensar que estaba equivocado con respecto a su conversión; pero entonces encontré que estaba en lo correcto luego de leer acerca de esta en un blog llamado Deeper Truth. Wikipaedia no tenía nada acerca de su conversión; anotaba en una lista La Canción de Bernardette como un programa de radio que él hizo, pero no había mención de la película galardonada que Jennifer Jones protagonizó. En la película Vincent interpretó  al fiscal imperial Vital Dufour (papel que hizo muy bien). Es interesante que en ese entonces, 1946, él era muy anticatólico y no le daba crédito a la aparición.

Price se casó tres veces. Su última esposa, Coral Brown, era conversa a la fe católica. Se casaron por lo civil en 1974; fue entonces, de acuerdo al blog Deeper Truth, que su esposa lo influenció para que se convirtiese en católico. Por supuesto, esto sería después de casarse en la Iglesia. No obstante,  el recuento de Wikipaedia sobre Coral Brown expresa que él se convirtió “por ella” en algún momento después de 1987. Fuese como fuese, la manera en que el maestro del terror se convirtió fue graciosa. Sin que su esposa lo supiese, y por una buena razón, Vincent había estado escabulléndose lejos de casa cada jueves en la noche. Coral, sin embargo, ya había tenido suficiente; confrontó a su esposo acerca del asunto y este le confesó que estaba recibiendo instrucción semanal en la parroquia local de San Víctor.

Espero que la conversión de Price fuese sincera. Me inclino por creer que no sucedió en 1974. Él fue difícilmente un católico ejemplar en esa fase temprana. Supongo que Wikipaedia está en lo correcto cuando reporta que su conversión se dio después de 1987. Vincent murió en 1993.

Estoy seguro que hay mucho más que saber acerca de Vincent Price que preferiría no saber. Aun así, nadie está más allá de la gracia y el perdón. Descanse en paz señor Price.

Adaptado de un artículo originalmente publicado por Brian Kelly en catholicism.org.

 

También te puede interesar...

Artículo anteriorPor qué los cardenales le deben su nombre a la Iglesia
Artículo siguienteConoce al primer sacerdote afroamericano de Estados Unidos
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica