Hace unos años el Observatorio Antidifamación Religiosa emitió un comunicado para criticar las “repetidas ofensas a la fe católica” lanzadas desde el programa de El hormiguero de Pablo Motos.

Hechos que se han venido repitiendo de una forma más o menos velada en su trayectoria televisiva, algo que indigna a muchos católicos que no están de acuerdo con ese tipo de televisión en donde se denigran los sentimientos religiosos.

¿Pero de donde le viene a Pablo Motos su obsesión por la religión? En muchos de los casos puede ser por una mala experiencia con la religión o en el caso de una vocación frustrada y que se hay dicho que no a la gracia. Hubiera sido un buen seminarista, de hecho conserva ciertos rasgos en su expresión y tiene un cierto aire franciscano.

En cualquier caso a pesar de su marcado anticlericalismo y falta de respeto por la religión no creemos que tenga un mal fondo. Personas como él necesitarían conocer como es realmente la Iglesia por dentro, para cambiar de opinión con relación al catolicismo.

El observatorio entonces consideró que las expresiones en tono despectivo, cuando se refieren a la Iglesia, tienen un carácter planificado. “Hubo un gag en el que Mariano Rajoy hacía de Jesucristo en la Última Cena y utilizaba la palabra ‘Hostia’ en tono despectivo y burlesco, mientras tiraba el pan de la Sagrada Cena (la Hostia) a la cara de sus discípulos.

Ya suelen utilizar excesivamente la expresión de forma grosera habitualmente, quizás porque se les escape, por no tener cuidado (¡para qué van a tener cuidado con algo que detestan!); pero esta vez no fue algo espontáneo sino planificado”, explicaron en un comunicado colgado en su página web.

También te puede interesar...

Artículo anterior¿Sabías que los cerveceros no solo tienen un santo patrón, sino dos santos patrones?
Artículo siguienteEl día extra del año bisiesto tiene un origen católico
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica