Desde luego no abrirles nunca diciendo que somos católicos y que no nos interesa. Tampoco hay que pararse a hablar con ellos en la calle, salvo que tengamos la misión y el carisma de combatir a las sectas, para ello hay que estar muy bien preparado. Muchos han caído por la imprudencia de ponerse a hablar con ellos por curiosidad y aceptar alguna invitación a sus cultos.

En este magnífico vídeo de la productora TEKTON se nos muestra de manera resumida clara cuales son las 10 mentiras más peligrosas de esta secta.