Recibir el cuerpo de Cristo en la mano es un sacrilegio, pero el Coronavirus, la nueva histeria mundial, está llevando a los modernistas a cumplir sus tan anhelados deseos sacrílegos.

La falta de fe , se ha perdido no solo en Roma, si no también en el Santuario de Lourdes , donde los enfermos que eran movidos por la divina fe , asistían a recibir la sanación a sus enfermedades y dolencias en las benditas piscinas de Lourdes, que desde el 1 de Marzo han sido cerradas por miedo a contagios.

INCREÍBLE Debo agregar en esta breve descripción la buena noticia por parte del tribunal de Kerala India, que rechazó el pedido de prohibir la comunión en las Iglesias por miedo al contagio.