La Virgen María le dijo en un mensaje:

“Si, hijos míos, en estos últimos tiempos, aunque todavía ellos están alejados del fin que se llama fin de los fines de la Tierra, es decir, el fin de toda existencia mortal, comprendedme bien, en estos últimos tiempos la Tierra será testigo de grandes y prodigios espectaculares, sobre todo en el Cielo. Habrá manejos impíos, falsos cristos bajo capa de piedad se van introduciendo en la Iglesia”.

En estas manifestaciones se marca la diferencia entre los últimos tiempos y el fin del mundo, asimismo se insiste en ese castigo a la humanidad mediante el cual el mundo quedará purificado de su pecado.

 LOS TRES DÍAS DE OSCURIDAD

“Vendrán tres días de grandes tinieblas.
.
Las velas de cera bendita iluminarán durante estas tinieblas horrorosas. Una vela durará los tres días, pero en las casas de los impíos no arderán.
.
Durante esos tres días los demonios aparecerán en formas horribles y abominables y harán resonar el aire con espantosas blasfemias.
.
Los rayos y centellas penetrarán en las casas, pero no apagarán la luz de las velas benditas los vientos, tormentas y terremotos.
.
Tres cuartas partes de la humanidad será aniquilada. El castigo será mundial”.
A TRIBULACIÓN DE LOS ÚLTIMOS DÍAS
La Virgen María le dijo en un mensaje:
“Si, hijos míos, en estos últimos tiempos, aunque todavía ellos están alejados del fin que se llama fin de los fines de la Tierra, es decir, el fin de toda existencia mortal, comprendedme bien, en estos últimos tiempos la Tierra será testigo de grandes y prodigios espectaculares, sobre todo en el Cielo. Habrá manejos impíos, falsos cristos bajo capa de piedad se van introduciendo en la Iglesia”.

En estas manifestaciones se marca la diferencia entre los últimos tiempos y el fin del mundo, asimismo se insiste en ese castigo a la humanidad mediante el cual el mundo quedará purificado de su pecado.

 LOS TRES DÍAS DE OSCURIDAD

“Vendrán tres días de grandes tinieblas.
.
Las velas de cera bendita iluminarán durante estas tinieblas horrorosas. Una vela durará los tres días, pero en las casas de los impíos no arderán.
.
Durante esos tres días los demonios aparecerán en formas horribles y abominables y harán resonar el aire con espantosas blasfemias.
.
Los rayos y centellas penetrarán en las casas, pero no apagarán la luz de las velas benditas los vientos, tormentas y terremotos.
.
Tres cuartas partes de la humanidad será aniquilada. El castigo será mundial”.

4. Durante el período de grandes calamidades

Terremotos, guerras, inundaciones, etc. recitar la siguiente oración a la Santa Cruz:

“Yo te alabo, te adoro, te abrazo, ¡Oh! adorable Cruz de mi Salvador. Protégenos, guárdanos, sálvanos. Jesús te amó mucho, por tu ejemplo, te amo yo. Por tu santa imagen, calma mis temores y que sienta sólo paz y confianza”.

5. Grandes tormentas

Deberá recitarse la siguiente oración a la Cruz, revelada por Nuestro Señor:

“¡Oh! Crux Ave, spea unica “et Verbum caro factum est”. ¡Oh! Jesús, vencedor de la muerte, sálvanos”

6. Guerras y revoluciones

Nuestro Señor le reveló durante un éxtasis:

“Para disipar todo miedo y terror, os colocaréis sobre la frente una medalla o estampa bendecida de María Inmaculada. Vuestro espíritu estará en paz. Vuestro corazón no temerá el terror de los hombres. Vuestro espíritu no sentirá los efectos de mi gran justicia”

7. Enfermedades desconocidas

Recibido durante un éxtasis.

“Una medalla de mi Divino Corazón; una medalla que lleve mi Cruz Adorable. Meteréis ambas medallas en un vaso con agua – tanto de cartón como de metal -. Beberéis ese agua que ha sido doblemente bendecida y purificada. Una sola gota en vuestra comida; una gota bastará para eliminar, no ya la plaga, sino el flagelo de mi Justicia. (La medalla milagrosa, por sí misma, reúne las condiciones necesarias). Daréis una gota de este agua a las pobres almas que hayan sufrido el flagelo de enfermedades desconocidas; las que atacan al corazón, al espíritu y a la palabra”

8. Enfermedades diversas

“Para usar en infusión: La hierba de San Juan(Glechoma hederacea) (enredadera de exterior en árboles); especialmente para estados graves y para los dolores en el pecho y jaquecas intensas. El espino(Caetagus oxyacantha) para usar en caso de cólera (que será frecuente y estará muy extendido). Para fiebres desconocidas: será eficaz la humilde Violeta (Viola odorata), el perfume y la virtud de la humildad”

9. Epidemias y epizoóticas

“El Señor concede al gran San Benito el poder de aliviar la gran calamidad. Una procesión fervorosa de la imagen, sin miedo ni temor, puede detener esta calamidad”

10. Fuego terreno y celestial

Del Sagrado Corazón de Jesús:

“El calor será terrible… al hacer la señal de la Cruz con agua bendita se reducirá el calor y se alejarán las chispas. Besaréis cinco veces pequeñas cruces con indulgencias… pequeñas cruces colocadas sobre las cinco llagas de Jesús Crucificado en una imagen sagrada. Tal protección beneficiará a las almas de pobres pecadores que invoquen a mi Madre Inmaculada, Madre de la Salvación, Refugio y Reconciliación de los pecadores”.

11. Objetos protectores

De la Santísima Virgen:

“Tened siempre a mano vuestros objetos protectores: vuestras velas bendecidas, vuestras medallas, vuestras estampas y objetos sagrados de donde fluyen todas las gracias”. 

“Hijitos míos: es la fe, es la confianza la más preciada de todas las oraciones y la que más obtiene”.

12. Refugios

Del Divino Corazón de Jesús:

“Queridos míos: hay tres refugios (para el tiempo de la tribulación): Mi Divino Corazón, mi Divina Cruz y mi querida Inmaculada Madre“. 

De Santa Ana:

“Tendréis varios refugios a la hora del castigo: La Cruz, el Adorable Divino Corazón y el Corazón Virginal de mi Hija Inmaculada”.

13. Forma de usar el Espino

Según indicaciones de Nuestra Señora:

“Habrá una grave enfermedad que la ciencia humana no podrá aliviar. Esta enfermedad atacará primero al corazón; luego al espíritu, y al mismo tiempo a la lengua. Será horrible. 

El calor que la acompañará será un fuego devorador insoportable y tan intenso que los miembros del cuerpo afectados se pondrán rojos, un rojo feroz e insoportable. 

Después de siete días, esta enfermedad que habrá sido sembrada como la semilla en el campo (periodo de incubación) se extenderá rápidamente por todas partes, haciendo grandes progresos. 

Hijos míos, solo hay un remedio que podría salvaros.Conocéis el Espino que crece en casi todos los setos. Las hojas del espino (no las ramas) pueden detener el avance de esta enfermedad. 

Recogeréis las hojas (no las ramas). Aunque secas, conservarán su eficacia. Las pondréis en agua hirviendo y las dejaréis a remojo unos 14 minutos, cubriendo el recipiente para que no se vaya el vapor. 

Al comienzo de esta enfermedad deberá usarse este remedio tres veces al día. Esta enfermedad producirá continuos vómitos y náuseas. Si el remedio se toma demasiado tarde, la parte del cuerpo afectada se pondrá negra, y en lo negro aparecerá una especie de raya pálida y amarilla”.

TRES SACRAMENTALES

Jesús y María le recomiendan tres sacramentales en varios mensajes: la Cruz del Perdón, el Escapulario de Bendición y Protección, y la Medalla de Nuestra Señora del Buen Amparo.

Fuente: Laluzdemaría