SAN ANTONIO ABAD TUVO LA VISIÓN DE COMO LOS HEREJES ARRIANOS DESTROZARÍAN LA IGLESIA CATÓLICA, PERO COMO LUEGO DIOS LA HARÍA RESURGIR:

“La ira de Dios está a punto de golpear a la Iglesia, y ella está a punto de ser entregada a hombres que son como bestias insensibles. Pues vi la mesa de la casa del Señor y había mulas en torno rodeándolas por todas partes y dando coces con sus cascos a todo lo que había dentro, tal como el coceo de una manada briosa que galopaba desenfrenada. Ustedes oyeron cómo me lamentaba; es que escuché una voz que decía: “Mi altar será profanado.”

Dos años después los impíos arrianos profanaron y saquearon todas las Iglesias Católicas.

Los compañeros se dieron cuenta de que el coceo de mulas predicho por San Antonio era lo que los arrianos están haciendo como bestias brutas.

Pero San Antonio dio el aliento. LA IGLESIA TRIUNFARÁ:
“No se descorazonen, hijos míos, aunque el Señor ha estado enojado, nos restablecerá después. Y la Iglesia recobrará rápidamente la belleza que le es propia y resplandecerá con su esplendor acostumbrado. Verán a los perseguidos restablecidos y a la irreligión retirándose de nuevo a sus propias guaridas, y a la verdadera fe afirmándose en todas partes con completa libertad. Pero tengan cuidado de no dejarse manchar con los arrianos. Toda su enseñanza no es de los Apóstoles sino de los demonios y de su padre, el diablo. Es estéril e irracional, y le falta inteligencia, tal como les falta el entendimiento a las mulas”.

También te puede interesar...

Artículo anterior¿Apocalipsis? Católicos chinos rezan llorando en puertas de templos cerrados
Artículo siguienteLa Eucaristía QUE VOLÓ hacia la lengua de una persona