Muchos ya habrán visto este vídeo, pero merece la pena verlo de nuevo, o en el caso de no conocerlo, visualizarlo.

Es recordado como uno de los momentos más emotivos del Papa Francisco, en el que un niño, que ha perdido a su padre, le pregunta al Papa Francisco si su padre estaría en el cielo o en el infierno, ya que su padre era ateo, y el niño tenía esa duda que le estaba reconcomiendo el corazón.

Aquí les dejamos el vídeo para que vean todo el momento, y la respuesta del Papa Francisco.

También te puede interesar...

Artículo anteriorOración para el insomnio
Artículo siguienteTengo miedo del coronavirus, ¿puedo faltar a Misa esta Semana Santa?