Es curioso como el hombre más fiero, cuando madura, se da cuenta de su pequeñez como criatura y quiere ser humilde, hacerse como un niño.

Alejado del cuadrilátero, pero con algunas apariciones a la hora de aconsejar a algunos luchadores del ambiente de las artes marciales mixtas, el legendario ex boxeador Mike Tyson fue protagonista de una emotiva entrevista para el podcast “Hotboxin ‘whit Mike Tyson’”.

En dicho programa, especializado en todas las cuestiones pugilísticas, habló acerca de su relación con Sugar Ray Leonard y cuánto influyó él en su vida. También rompió en llanto a la hora de recordar su pasado como boxeador y su presente.

“Sé lo que es el arte de la lucha, sé lo que es el arte de la guerra. Por eso me temían cuando estaba en el ring, porque era un aniquilador. Nací para eso”, aseguró el boxeador de 53 años, quien también reconoció que, “ahora esos días se han ido. Estoy vacío. No soy nada”.

Fue a partir de allí cuando el ex boxeador estadounidense comenzó a cambiar su tono de voz y empezó a quebrarse: “Estoy trabajando en ser el arte de la humildad. Esa es la razón por la que estoy llorando, porque ya no soy esa persona y lo extraño”.

Tyson, que se retiró en 2005 tras caer ante Kevin McBride por nocaut técnico en el sexto round, estableciendo un historial de 50 victorias (44 KO) y seis derrotas, consideró que “a veces me siento como un idiota”.