Dos religiosas de la congregación de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad han fallecido en los hospitales italianos.

Hay 16 religiosas internadas en los hospitales por dar positivo en COVID-19. El resto de hermanas, un total de 22, están en cuarentena en otra estructura de la congregación.

Dios tenga en su gloria a estas valientes hijas de Santa Teresa, y que la Santísima Virgen proteja bajo su manto a las contagiadas, para que sanen muy pronto.

Por caridad, dieron la vida.

Pidamos la intercesión de Santa Teresa para que las enfermas sanen y para que no haya más casos.

Santa Teresa, ruega por ellas.