1- El ateo está obligado a decir que el universo, nuestro planeta, sus especies y el ser humano, han sido capricho de una explosión que en su aleatoriedad, decidió actuar y crear todo lo conocido.
2- El ateo está obligado a decirles a los enfermos, pobres y marginados de este mundo, que jamás obtendrán consuelo, que tristemente les ha tocado vivir así, y cuando mueran, muertos y sin alivio quedarán. No habrá recompensa para ellos. Su existencia esta sentenciada a una desgracia sin remedio.
3- Que los tiranos de este mundo, no serán castigados por su tiranía. Les ha tocado vivir la buena vida, abusando de los demás, y nunca serán castigados por ello. Cuando mueran, morirán impunes, no pagando el mal que han hecho.
4- Han de decirles a todas las familias que tienen una preocupación y que claman al cielo para que se resuelva pronto, que no hagan más eso, ya que nadie les está escuchando.
5- Han de decirles a las gentes, que jamás volverán a ver a sus seres queridos. Nos veremos unos tristes 100 años y luego, una vez muertos, jamás recordaremos a nuestra madre, padre, hermanos y amigos. Seremos solo pasto de gusanos sin memoria alguna.

Como yo no quiero ser así, creo en Dios.
Creo que nuestro universo perfectamente diseñado, ha de ser obra de un diseñador.
Creo que los pordioseros del mundo obtendrán consuelo en la otra vida.
Creo que los malhechores de este mundo obtendrán castigo en la otra vida.
Creo que el ser humano necesita de un Creador y alzar su voz hacia Él en busca de consuelo y esperanza por las razones que les tengan afligidos
Creo en poder volver a ver a mis seres queridos, que esta vida tiene un sentido, y que lo que estoy viviendo sirve para más que acabar siendo un simple fertilizante de la tierra.

También te puede interesar...

Artículo anteriorProtestantes en el purgatorio
Artículo siguienteCoronavirus en Latinoamérica, medidas preventivas que toma la IGLESIA