Los enjambres que penetraron en Kenia, Somalia y Etiopía en enero desde la Península Arábiga están en plena reproducción y amenazan a una población que ya de por sí se encuentra en riesgo de malnutrición.

Por su parte, la ONU declaró ayer que la actual plaga es la epidemia migratoria más peligrosa. Países como Kenia no habían tenido un problema de langostas así, desde hace 70 años.

En el libro bíblico del Éxodo, las langostas son una de las 10 plagas que se abatieron sobre Egipto, también situado en África, cuando el Faraón se niega a dejar ir al pueblo judío.

Una nube de langostas de un kilómetro cuadrado puede comer la misma cantidad de alimentos en un día que 35.000 personas, según la FAO. El experto en previsión de langostas de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Keith Cressman, explicó que una nube de langostas que entra en un campo por la mañana se ha comido todo el campo al mediodía.

En estos países donde la escasez de alimentos y la malnutrición son uno de los principales problemas, se están tomando medidas extraordinarias para combatir esta gran plaga de langostas que está sacudiendo a los países de Asia y África.

La comida de millones de personas está en riesgo

ORACIÓN

Omnipotente y sempiterno Dios, remunerador de todos los buenos y conmiserado de los pecadores; a cuyo nombre postra todo, en el cielo en la tierra y en el infierno: Por tu poder concédenos a nosotros pecadores, que de lo que confiados en tu misericordia hacemos, consigamos el eficaz efecto, de modo que esta plaga se aleje de nuestro entorno a fin de que seamos libres de esta peste por tu clemencia y libremente demos acciones de gracia a tu Majestad. Por Cristo Señor Nuestro.

Así Sea.