Un párroco de la provincia de Parma vuela los domingos para bendecir los pueblos aislados después de que las misas tuvieran que ser suspendidas por la epidemia.

El padre Gianni Regolani, de 79 años, y conocido como el “cura-piloto” ha querido bendecir y asistir espiritualmente a las más de 50.000 personas de los 10 pueblos de Lombardia que están en cuarentena y tienen prohibido salir de esta zona debido al coronavirus.

Los feligreses de esta “zona roja” no pueden ir a misa a la iglesia como parte de las severas medidas de las autoridades y todo aquel que intente salir de estos pueblos corre el riesgo de enfrentarse a una pena de tres meses de prisión y una multa.

Ante esa situación, el padre Regolani ha querido ser instrumento para que la bendición llegue literalmente del cielo. Con su avioneta ha sobrevolado estos pueblos bendiciendo a sus habitantes desde las alturas.

Fuente: https://www.abc.es/sociedad/abci-cura-piloto-bendice-pueblos-italianos-afectados-coronavirus-desde-avioneta-202003030203_noticia.html

También te puede interesar...

Artículo anteriorLa Catedral de Hermosillo fue atacada
Artículo siguienteEl Exorcismo de Anneliese Michel
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica