La vida humana comienza en un brillante destello de luz cuando un espermatozoide se encuentra con un óvulo, según han demostrado los científicos, después de capturar los asombrosos ‘fuegos artificiales’ en un vídeo.

Una explosión de pequeñas chispas surge del óvulo en el momento exacto de la concepción.

No solo es un espectáculo increíble, destacando el momento en que comienza una nueva vida, el tamaño del flash se puede utilizar para determinar la calidad del óvulo fertilizado.

Investigadores de la Universidad de Northwestern, en Chicago, notaron que algunos de los óvulos son más brillantes que otros, lo que demuestra que es más probable que produzcan un bebé saludable.

Científicos captan destello de luz que se produce en la fecundación humana - óvulo

“Fue notable”, dijo la profesora Teresa Woodruff, una de los dos autores principales del estudio y una experta en biología ovárica en Northwestern.

“Descubrimos la chispa de zinc hace solo cinco años, y al ver que el zinc irradia en una explosión de cada óvulo humano fue impresionante”.