¡Oh Corazón Inmaculado de María!, lleno de bondad, muéstranos tu amor por nosotros.

Haz que la llama de tu Corazón descienda sobre todos los hombres.

Imprime el amor verdadero en nuestros corazones.

Haz que nuestros corazones tengan un deseo continuo de ti.

Acuérdate de nosotros cuando estemos en pecado.

Tú sabes que todos los hombres pecamos.

Por medio de tu Corazón Inmaculado y Materno, haz que seamos sanados de toda enfermedad espiritual.

Haznos capaces de contemplar la bondad de tu Corazón Maternal, a fin de que podamos convertirnos por la llama de tu Corazón.

Amén.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este formulario recoge su nombre, email y consentimiento, para que podamos tener una trazabilidad de los comentarios que los lectores hacen en el sitio web. Para más información consulte nuestra política de privacidad, donde encontrará más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.