Por primera vez desde que la Iglesia Católica fue fundada en Corea del Sur hace 236 años, todas las celebraciones de la Misa han sido suspendidas a lo largo y ancho de las 16 diócesis del país que abarcan 1.747 iglesias y capillas.

 

 

La cancelación de la Misa llega en medio de la batalla que libra el país en contra del segundo peor brote de Coronavirus en el mundo, con un total de más de 4.000 casos confirmados y 26 muertes.

 

 

La decisión a nivel nacional siguió la decisión de las diócesis de Daegu, la ciudad más fuertemente golpeada por el Coronavirus, de suspender la Misa la semana previa.

 

 

Los casi seis millones de católicos de Corea del Sur no podrán asistir a la Misa o a otras actividades organizadas por las parroquias, reuniones, y eventos hasta por lo menos marzo 7.

 

 

Las iglesias protestantes y presbiterianas han seguido el ejemplo, reduciendo sus reuniones de domingo y cerrando sus instalaciones.

 

 

Corea del Sur es el tercer país en seguir el mismo camino de las cancelaciones de la Misa, después de un brote drástico de Coronavirus en el norte de Italia con 1.700 casos confirmados y 26 muertes, sumado a las dispensaciones de asistencia a la Misa en Hong Kong.

 

 

 

 

Artículo adaptado de una publicación originalmente hecha por uCatholic.

 

También te puede interesar...

Artículo anteriorStephen Hawking y Richard Dawkins quieren destruir a Dios
Artículo siguienteFALTA DE FE Hasta las piscinas de Lourdes cierran por miedo a Coronavirus
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica