Que nos dicen las señales que recién recibimos.

En este período Pascual del año 2020, con las iglesias cerradas y con la gente confinada en sus casas debido a la pandemia, hemos recibido dos mensajes importantes del cielo.

Uno fue el reverdecimiento inusual de una espina de la corona de Jesucristo en Italia y otro fue la manifestación viviente de los rayos de la imagen de la Divina Misericordia que se produjo en México. Ambos fenómenos están documentados gráficamente.