El Tribunal Supremo de Australia absolvió al cardenal George Pell, que cumplía una condena de seis años por abuso de menores, revocando el fallo del Tribunal de Apelaciones emitido en agosto del año pasado que confirmaba la decisión del Tribunal de Melbourne de diciembre de 2018. El cardenal de 78 años, que siempre se ha declarado inocente, ahora está libre: dejó la prisión de Barwon para ir a una institución religiosa en Melbourne.

Los siete magistrados del Tribunal Judicial Supremo de Australia se pronunciaron unánimemente sobre la base de que existe una posibilidad razonable de que el delito no se haya cometido y que, por lo tanto, existe una posibilidad significativa de que se pueda condenar a una persona inocente.

Se hizo justicia con el Cardenal Pell, aun así, nosotros los Católicos condenamos todos los auténticos casos de abusos sexuales que se hayan podido dar dentro de nuestra Iglesia. Si bien no estamos de acuerdo en condenar a un inocente, exigimos que los culpables si sean puestos a las disposiciones judiciales y se produzca un juicio que de sentencia sobre los delitos cometidos.

Queremos una Iglesia limpia de casos de pederastia, no queremos abusadores en nuestra Iglesia Católica. Pero insistimos, tampoco se puede ir acusando a lo loco a las personas, ya que podemos hacer sufrir a un inocente, como ya ha pasado en algunos casos y así a sido con el Cardenal Pell.

Las víctimas merecen respeto y justicia, tienen nuestro apoyo y el apoyo del Papa Francisco, que está muy comprometido en vigilar muy de cerca todos estos casos.

Sigamos orando por este tema tan terrible y delicado.

Damos gracias a Dios por que El Cardenal George Pell es inocente, y así se a declarado con unanimidad. El Cardenal siempre ha mantenido su inocencia, no podemos imaginar como habrá sufrido todos estos años con esta injusticia que recaía sobre él, pero ahora ya sabemos la verdad y Dios dará buena cuenta a todo este dolor.

Más información: vaticansnews

 

También te puede interesar...

Artículo anteriorLa Virgen esta cuidando al Papa Benedicto XVI
Artículo siguienteCasi 100 Sacerdotes han muerto ya en Italia por culpa del coronavirus