El acto comenzó con el papa Francisco tendido durante unos minutos orando ante el altar papal, bajo el que se cree que reposan los restos de San Pedro.

La celebración se conmemoró en la Basílica de San Pedro del Vaticano, donde el predicador Raniero Cantalamessa  afirmó que el “coronavirus” ha despertado a la humanidad “del delirio de omnipotencia”.

La ceremonia fue celebrada por Cantalamessa, el papa Francisco estuvo en silencio sin pronunciar ninguna homilía, pues fue el predicador papal quien la ofreció.

“La pandemia del coronavirus nos ha despertado bruscamente del peligro mayor que siempre han corrido los individuos y la humanidad: el del delirio de omnipotencia”, dijo el predicador del papa en su homilía.

También te puede interesar...

Artículo anteriorEl certificado de defunción de Jesucristo según un médico
Artículo siguienteVisiones de la Pasión de Cristo de la Beata Emmerick
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica