Una anciana italiana de 104 años de edad, llamada Ada Zanusso, se ha convertido en la persona más longeva en superar el coronavirus. La mujer empezó a encontrarse mal a principios de marzo. Días después vendría el fatídico diagnóstico. Pero ahora se ha recuperado milagrosamente gracias a su profunda fe y confianza en el Señor.

Ada vive -”porque ella quiere”, subraya su hijo Giampietro- en la residencia Maria Grazia de Lessona, en la provincia de Biella. A principios del mes pasado ya empezó con los síntomas. El día 17 le practicaron la prueba de la Covid-19 y dio positivo. Su hijo, al ver los síntomas, rápidamente pensó “que se trataba del coronarivus”, explica al Corriere Della Sera .

Pero milagrosamente ha salido adelante. “Es una mujer con un temperamento fuerte y vigoroso. Su fe y su costumbre de estar siempre al aire libre siempre le han ayudado“, relata Giampietro, uno de sus cuatro hijos. Algunos de sus compañeros de residencia no corrieron la misma suerte.

Ada no sólo ha sobrevivido a dos guerras mundiales y ahora al coronavirus. La anciana superó también la pandemia de gripe española que acabó con la vida de alrededor de 50 millones de personas, según asegura The Sun. ”Se está recuperando bien y los médicos creen que es la persona más longeva en superar la enfermedad”, presume su hijo.