Isaias 30,26 La luna será tan resplandeciente como el sol, y el sol brillará 7 veces más, como la luz de 7 días en uno solo. Así será cuando el Señor comience a sanar a su pueblo y a curar las heridas que le hizo.

En las Sagradas Escrituras encontramos muchos pasajes interesantes que nos muestran enseñanzas que perduran por todos los siglos y por todos los tiempos tienen gran validez.

Algunos Católicos han relacionado la luna roja de ayer por la noche con el inicio del fin del coronavirus.

Muchos países están tomando buenas medidas de prevención, y si bien es cierto que en varios lugares aun continúa en aumento, en otros muchos países se está viendo como no está avanzando tan rápidamente e incluso poco a poco llegándose a controlar.

Hay que seguir orando para que el Señor sane todas estas heridas que tenemos, y después de esto, volver a mirar a Dios y no cometer más pecados.

Estamos en Semana Santa, momento oportuno para rezar muchísimo, acercarnos a Dios y ponernos de nuevo al amparo de sus brazos para no volver a defraudarlo.