Padre santo, Dios eterno y Todopoderoso, te pedimos por Kobe Bryant, que llamaste de este mundo.

Dale la felicidad, la luz y la paz. Que él, habiendo pasado por la muerte, participe con los santos de la luz eterna, como le prometiste a Abraham y a su descendencia.

Que su alma no sufra más, y te dignes resucitarlo con los santos el día de la resurrección y la recompensa.

Perdónale sus pecados para que alcance junto a Ti la vida inmortal en el reino eterno.

Por Jesucristo, Tu Hijo, en la unidad del Espíritu Santo.

Amén.

(Rezar un Padrenuestro y un Ave María)

Dale, Señor, el descanso eterno y brille para él tu luz (3x).

También te puede interesar...

Artículo anteriorPor favor, dejen de insultar al Papa Francisco, encima son algunos católicos
Artículo siguienteLa canción Católica más hermosa, te hará llorar