Científicos de la Universidad Ege de Turquía han hallado la que creen que puede ser la primera prueba de que un meteorito golpeó y mató a un hombre y dejó paralítico a otro. Según señalan en su estudio, los hechos ocurrieron el 22 de agosto de 1888 en Sulaymaniyah, Iraq.

El estudio, publicado en Meteoritics & Planetary Science, señala que el rastro de humo del meteorito avanzó hacia la aldea de Dilaver, cuyo nombre no figura en los mapas modernos de Irak probablemente porque cambiara de nombre a lo largo de las décadas.

Después de una explosión en esta área durante unos diez minutos, cayeron meteoritos “como lluvia”. Como resultado a este fenómeno, una persona murió y otra quedó paralítica.

Los habitantes de la aldea de Dilaver al mismo tiempo “agradecieron a Alá” el hecho de que ninguno de sus habitantes muriese. Sin embargo, toda la cosecha de los campos circundantes fue destruida, dice el documento. Al mismo tiempo, una de las muestras de meteoritos fue enviada por un gobernante local al palacio del sultán otomano.

El segundo manúscrito del estudio también describe el evento y se refiere al envío de un meteorito al sultán Abdul Hamid II. Un tercer escrito repite una descripción parecida del evento y destaca que el 18 de octubre de 1888 un gobernante local envió una carta “con un fragmento de la piedra” a Mehmed Kamil Pasha, un estadista del Imperio otomano que había servido cuatro veces como gran visir.

“El meteorito voló desde Gulambar (desde el sureste), fue hacia el pueblo de Chisana y chocó contra una colina en forma de pirámide en Sulemania”, explican los científicos. Según ellos mismos, el hecho de que la información sobre el meteorito no apareciera en los medios sino en la correspondencia gubernamental en la que se menciona al gran visir no da motivos para

dudar de la autenticidad de este evento.

También te puede interesar...

Artículo anteriorAsaltan a un Sacerdote mientras celebraba Misa en directo
Artículo siguienteUna imagen de la Virgen María sonrió e inclinó la cabeza en señal de gratitud
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica