Archie Wilks, un niño de 4 años, ha convertido su vida en una esperanza para muchos tras vencer el coronavirus, mientras lleva más de un año luchando con un extraño cáncer. Las diferentes noticias vienen informando cómo el coronavirus viene cobrando la vida de miles de personas en el mundo; sin embargo, también se debe rescatar casos que nos devuelven la esperanza en Dios.

El pequeño, oriundo de Essex, Reino Unido, fue diagnosticado de neuroblastoma en estado 4, en enero del año pasado. La situación de por sí ya era complicada y empeoró al surgir el nuevo brote del coronavirus covid-19, que comenzó a expandirse por todo el mundo.

Pese a acatar los protocolos de sanidad, Archie terminó dando positivo por covid-19 y convirtiéndose así en el primer paciente con cáncer infantil con coronavirus, en el Hospital de Adenbroke, Cambridge, según indicó el medio ABC.

Su fiebre comenzó cuando tomó su primer tratamiento contra el cáncer. Fue trasladado inmediatamente a una sala de coronavirus donde le dieron su diagnóstico. Pasando los días más difíciles en cuarentena, Archie inició una oración inocente que lo encaminó a superar este terrible mal. Luego de unos días, los médicos informaron que ya no tenía síntomas ni necesitaría oxígeno.

Aunque el pequeño ya ganó al coronavirus y el cáncer, en Jesús, Archie no se da por vencido, y mantiene la esperanza de que sus próximos tratamientos lo ayudarán a sentirse mejor.

También te puede interesar...

Artículo anteriorUna imagen de la Virgen María sonrió e inclinó la cabeza en señal de gratitud
Artículo siguienteAgreden brutalmente a un sacerdote por defender la Eucaristía
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica