Ese día es el único día del año en el que no se celebra la Santa Misa. Tiene lugar la ceremonia de la Pasión del Señor, que no es día de precepto, aunque es muy conveniente asistir si se quiere vivir el misterio con devoción. La mencionada ceremonia se compone de tres partes: la Liturgia de la Palabra, la adoración de la Cruz y y la Santa Comunión, con las sagradas formas consagradas el día anterior.

NO SE PIERDA EN DIRECTO LOS OFICIOS DEL PAPA EN VIERNES SANTO

También te puede interesar...

Artículo anterior¿Qué hará el maligno cuando venga el gran aviso?
Artículo siguientefotos
Hispanidad Católica
Redacción de Hispanidad Católica