Ana Catalina Emmerick fue una monja Canonesa Agustina que nace en Flamske, Alemania en 1774. Fue una alma víctima, que ofreció grandes sufrimientos viviendo la Pasión de Nuestro Señor. Dios le concedió muchos dones místicos, entre ellos, visiones, estigmatización, locución, éxtasis, etc. En los últimos años de su vida se sustentaba solamente de la Santa Eucaristía. En estas visiones de LA AMARGA PASIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO se basó Mel Gibson para la conocida película “La Pasión”.

También te puede interesar...

Artículo anteriorEl PAPA POSTRADO la imagen que CONMUEVE AL MUNDO lleno de dolor
Artículo siguienteLa muerte física de Jesús, explicación médica