Hace tiempo que muchos lo sabemos, pero ahora cada vez son más quienes lo dicen: detrás de las farmacéuticas y laboratorios están las clínicas abortivas, como la red internacional de Planned Parenthood,  con el millonario negocio del tráfico de órganos y tejidos humanos que se utilizan, no sólo en las vacunas, sino en infinidad de otras cosas como cosmética e industria alimentaria. 

El espíritu de Satanás se ha adueñado de la medicina moderna.

Fuentes:

Vaccines, Abortion, and Moral Coherence
Daniel P. Maher

U.S. Aborted Fetal Products – Updated Dec 2018

Productos de fetos abortados 

Texas Catholic Conference of Bishops

Vaccines and abortion

 

También te puede interesar...

Artículo anterior¿Quién es Q Anon?
Artículo siguientePresidente de la Universidad Católica denuncia que detrás del COVID-19 están las fuerzas del Mal