Expediente Royuela es el nombre dado a un conjunto de más de 30.000 documentos que, por la divina Providencia, han llegado a las manos de la familia de Alberto Royuela. En este enlace encontrarán su página web y su canal de YouTube. 

En dichos documentos aparecen pruebas contundentes de las actuaciones de una mafia criminal, organizada en torno al antiguo Fiscal General de Cataluña José María Mena, quien, con la colaboración de un equipo de policías, guardias civiles, forenses y asesinos a sueldo, ha perpetrado al menos 1136 asesinatos. Por si no fuera suficiente, el Fiscal Mena estaba también vinculado a la clínica abortista Morín- cuyo dueño fue condenado por abortos ilegales, aunque los documentos en posesión de los Royuela demuestran que practicaban abortos a madres embarazadas de hasta 7 meses, y que en algún caso, la operación provocó la muerte de la madre, y tuvieron que proceder a la eliminación del cuerpo. Todo ello es tan escabroso, que no queda otra conclusión: estamos frente a la evidente actuación del Diablo.

La Familia Royuela ya ha puesto las correspondientes 1136 denuncias, una por cada uno de los fallecidos, además de otras denuncias dirigidas directamente a los perpetradores de los crímenes, y la justicia NO RESPONDE.

Entre los comanditarios de los asesinatos aparecen la cúpula del partido PSOE y nombres como el de Juan Guerra, hermano del vicepresidente de Felipe González, Alfonso Guerra.

Los métodos preferidos son la inyección de sustancia que provoca parada cardíaca y el accidente de tráfico.

Entre los asesinados más famosos figuran además de Antonio Guerra (por imyección)  el Coronel Gutiérrez Mellado, el periodista Antonio Herrero (le introdujeron gas letal en sus bombonas de oxígeno) o el presidente de la Concapa (Asociación de Padres de alumnos) José Albiol Verdecho,  por ser demasiado católico.

El escándalo es de tal envergadura que nadie se atreve siquiera a nombrarlo. Sólo los medios valientes estamos difundiendo  esta información tan molesta para el poder.

Poco a poco, iremos publicando los capítulos más importantes.

En el siguiente vídeo encontrarán un excelente resumen de lo que es probablemente la mayor ignominia de la democracia española.