El Presidente de la Universidad Católica de Murcia (España) denuncia que las fuerzas del Mal son las que han creado la pandemia del Coronavirus y quieren implantar un microchip subcutáneo a través de las vacunas para esclavizar a la población.

Los conservadores católicos están siendo mucho más rebeldes y más conscientes de lo que está pasando que los supuestos progresistas y anticonformistas, que se someten silenciosos al plan satánico de los Hijos de la oscuridad, como decía el Cardenal Viganó en su carta a Donald Trump.