Aunque pueda sorprender, los antifas son una creación del Partido Demócrata.

El lema Black Lives Matter es un lema racista, puesto que si todas las vidas importan por igual, no se justifica resaltar la importancia de una raza por encima de las otras. El expresar interés SÓLO por la vida de los negros es un comportamiento profundamente racista.

Pero no podemos pedir peras al olmo, los grupos violentos antifas no son antirracistas sino simples marionetas, monitoreadas por ingenieros sociales que les dicen lo que tiene que gritar, lo que tienen que destrozar y a quién tienen que apalear.

Y cuando uno investiga tan sólo un poquito, descubre cosas sorprendentes. Cuando donas dinero a Black Lives Matter el dinero va ….. a Joe Biden, Bernie Sanders y demás grupos afines al Partido Demócrata.