“La misa Novus Ordo actual es un banquete, de espalda a Dios.  No es un sacrificio. El altar no es el altar del sacrificio, es la mesa del banquete fraterno. La comunión en la mano es un sacrilegio. Ya no podemos asistir a la Misa Novus Ordo, no se puede participar de un sacrilegio. Francisco es un hereje tremebundo. ”  Afirma Carlos María Bacaicoa.