De lo único que podemos estar seguros hoy día es de algo que está pasando, que lo puedes ver y sentir directamente con tus propios ojos, y a eso yo lo llamo realidad. Luego está la noticia, que básicamente es lo que te cuentan otros en prensa, tv, radio, internet, amigos, … y que puede ser real o no, puede ser verdad o mentira, quizás incluso puede estar “confundida” por falta de investigación o comprobación. ¿Y qué es la verdad?, bueno eso ya es algo más complicado, porque desde luego la realidad ES verdad, pero hay otra clase de “verdades” que algunos inventan y esparcen, y que dependiendo de la capacidad de expansión que tengan, pueden hacer creer que son reales porque todo el mundo cree “saberlas” aunque NO sean realidad. Por último, los mismos que “inventan” verdades llaman conspiranoicos a los que intentan investigar si sus verdades son realidad o meras mentiras.

La conclusión a la que llego es que vivimos en una etapa en la que la realidad puede ser contada de forma en que parezca verdad o mentira, si no se cuenta pudiera parecer incluso que no existe, y si alguien quiere buscar más allá de los cauces “permitidos”, ese es un conspiranoico. Estamos en la época de los medios, de las imágenes, del internet, y todo, casi absolutamente todo depende de una ùnica cosa: la honestidad. Por desgracia hay poco de eso en el mundo. Tú decides qué creer. Investiga, busca tus fuentes, no dependas exclusivamente de lo que te dan. Busca tu verdad, trata de encontrar la realidad. Ese es mi consejo.

Ludwig Ritter.