Muchos de ustedes sabrán el cuento que se nos ha querido vender de Ke-mala Harris a lo largo de toda esta carrera presidencial de los Estados Unidos. Se nos ha querido contar que es afroamericana, cuando en realidad es hija de una mujer india y un hombre jamaicano, y se nos ha querido decir que es pobre de solemnidad y lo mucho que le ha costado ascender en la vida, cuando la realidad es que sus padres también eran millonarios y ella nunca ha tenido un problema económico en la vida.
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Pero lo mejor de todo es que también presume de ser feminista, como buena socialista que es, pero en realidad fue amante de un líder demócrata investigado por corrupción, más de 30 años mayor que ella e incluso mayor que su propio padre, y gracias a todo lo que supo de él a lo largo de su relación, le chantajeó para que le facilitara su ascenso político.

Es decir, todo un elemento esta Harris que, además y por si esto fuera poco, tiene intereses económicos y empresariales con China. Toda una “joyita” de persona y con pinta de ser más mala que la tiña.

Publicado en El Diestro

También te puede interesar...

Artículo anteriorAsí de fácil se gana dinero con Revolut si compras oro y plata
Artículo siguienteSan Ricardo y otros santos que se celebran hoy 7 de Febrero