Recordemos qué hizo Obama en su mandato allí.  Dió alas a la prohibida Hermandad Musulmana en Egipto apoyando a Morsi, creando un caos y derrocando al dictador Mubárak. La participación aproximadamente fue de un 30% en las elecciones así que al poco tiempo de gobernar Morsi, hubieron manifestaciones violentas porque éste quería imponer la Sharia en Egipto y el General Al Sisi tuvo que reprimirlas tomando el mando de la Presidencia para detener al cabeza y madre de todas las organizaciones terroristas del Oriente Medio. Al poco tiempo Obama también quitó algunas de las sanciones a Irán y les dio unos 400$ M en efectivo a los ayatolás.

De todos es sabido que el Gobierno iraní odia a muerte a Israel. Obama parecía que apoyaba a Israel pero por sus actos no lo demostraba.
Había dicho a Israel que los asentamientos debían detenerse y ésa es una de las señales más significativas de que la Administración de Obama no era tan amiga del Estado judío. Teniendo ésto en mente hay que recordar también que Obama hizo un pacto nuclear con Irán junto con 5 países europeos en el cual se dejaba fabricar uranio enriquecido a Irán sin casi supervisión de parte de la UE y USA. Israel se quejó en la ONU al poco tiempo y Netanyahu fue ridiculizado en las redes sociales con memes dibujándole con una bomba  en una pancarta.
Lo que quiso decir Bibi era que Irán estaba a punto de tener armas nucleares y que podría ser que el objetivo iraní no fuera precisamente en primer lugar Israel si no que esos posibles misiles podrían estallar en cualquier ciudad Europea y que ellos ya tienen sistemas antimisiles e incluso la población también está muy informada e instruida para correr a los refugios cuando suenan las sirenas antiaéreas. Netanyahu estaba avisando a Occidente de que el régimen iraní no es sólo enemigo de Israel y de USA, no. Bibi estaba avisando que cualquier día a esos ayatolás se les cruzarían los cables y harían estallar un misil en Europa aún cuando este viejo continente esté ayudándoles a enriquecer Uranio.
Biden asume la Presidencia de los EEUU en medio de un escándalo de corrupción tanto personal como familiar y ya se rumorea que es Obama quien le marca su agenda. Puede que alguien no lo sepa pero Israel hace unos años encontró una gran cantidad gas natural y petróleo en el mar cerca de la frontera con el Líbano y es aquí donde podría venir el problema. Israel dependía del gas de Egipto pero debido a éste descubrimiento ahora es Egipto quien le compra gas a Israel.

Por desgracia la primavera árabe hizo que varias de las tuberías de gas egipcias fueron bombardeadas y el suministro fue bastante inestable para la región.Israel hizo un acuerdo con Grecia y Chipre para exportar su gas a algunos países europeos y a Egipto cuando lo necesitase.
China por su parte ha invertido en Irán unos 400 mil millones de dólares para construir infraestructuras en el país persa, pero todos sabemos que el Partido Comunista Chino (PCCH)  no hace nada gratis.
Debido a que el gran dragón crece muy rápido también necesita energía para su población e Irán quizás se le queda corta para suministrarla y aquí viene el dilema.

El PCCH podría apoyar a Irán para que, en caso de un hipotético ataque a Israel por el Gobierno persa, les roben los pozos de gas y petróleo a los hebreos y suministrar la energía al partido Comunista Chino?
Que le darán los ayatolás a los chinos a cambio del dinero que han invertido allí?

¿Y Biden? ¿Que hará en caso de que los ayatolas ataquen a Israel? ¿Se quedará de brazos cruzados como Obama y Hillary en Bengazi o será un buen aliado como lo ha sido Trump abandonado ese pacto nuclear que firmó Obama?

“Orad por la paz de Jerusalén, sean prosperados todos los que te aman”
Laura Spilman. 

También te puede interesar...

Artículo anteriorCrypto.com, la plataforma para invertir en cripto a mitad de precio y mucho más
Artículo siguienteSan Eulogio y otros santos que se celebran hoy 9 de Febrero