Aquí presento este vídeo con actualizaciones sobre el escándalo de Wall Street y el siguiente problema que se ha presentado con las existencias de plata física. Cada día se ve más claro según algunos políticos como el británico Nigel Farage, que estos movimientos de pequeños inversores en contra de las élites no se están produciendo sólo en USA, sino en Inglaterra, Australia, y otras bolsas importantes del mundo. Si no tiene interés el lector en la evolución de los precios de la criptomoneda, sólo tiene que empezar el video en el minuto 5.

Parece ser que estamos ante un intento de recuperar el poder por parte de los patriotas que están cansados de que todo tenga que ser como dicen nuestros actuales “amos”, ya que no se les puede llamar de otra manera. La democracia podría haber llegado a la bolsa a través de la masificación de la información y las aplicaciones móviles.

Si el asunto de GameStop hizo perder a varios fondos de inversión cantidades astronómicas de dinero, este nuevo asunto de la plata puede dejar al descubierto una corrupta gestión de las compañías que venden futuros y otros productos de papel (no plata física) relacionados con la plata. Se dice que en COMEX, uno de los principales sitios de intercambio de contratos de plata, se comercia en un sólo día una cantidad de dinero equivalente al valor de la plata extraída en todo el mundo en un año entero. Sinceramente huele a gato encerrado.

Como dato añadido, la agencia gubernamental americana dependiente de la FED (DTCC) podría haber quebrado literalmente la otra noche cuando se produjo el incremento de valor de las acciones de GameStop, ya que una de sus funciones es la de poner el dinero que los operadores no ponen en el momento de la operación. Si estos operadores quiebran, la DTCC podría perder todo el dinero que ellos no pudieran poner para garantizar sus operaciones. Fuentes autorizadas dicen que esa es la principal causa por la que se tuvo que “suspender” la compra de acciones por parte de Robinhood a raíz de las presiones que ya hemos comentado que se recibieron desde la Casa Blanca, Staple Street Capital y Black Rock. ¿Podríamos estar cerca de que se provoque una inspección de la Reserva Federal?