Ledger Nano X - The secure hardware wallet

Y habría que añadir a ese titular: “Aunque con el Papa que tenemos, cualquier cosa podría valer”. Y es que al gobierno de España, o sea a Pedro Sánchez, no se le ha ocurrido mejor personaje que Isabel Celáa como nueva embajadora de España ante la Santa Sede. Es decir, manda al demonio para que mantenga buenas relaciones con el sujeto que dirige la Iglesia Católica.

Y es que Celáa, que como ministro ha sido un desastre, no puede ser mucho mejor como embajadora de nadie y ante nadie. Pero es que al otro lado del aparato está Bergoglio, que es un personaje absolutamente despreciable como persona y mucho más como Papa.

Nos encontramos, con este gobierno, con un nuevo pago a los servicios prestados. Ha sido una miserable como ministro y parece que eso es lo que busca el presidente que desgobierna España, miserables a los que ascender.

Premio para esta gran impresentable de 72 años que donde mejor podría estar es alejada de cualquier lugar público. Pensábamos que la habíamos perdido de vista pero no, la han colocado aún mejor de lo que estaba.