Ledger Nano X - The secure hardware wallet

Tras las elecciones celebradas en Castilla y León solo faltaba por aparecer la opinión de otro de los tipos más decepcionantes del momento, José María Aznar. Aznar ha perdido el norte hace mucho tiempo y no deja de demostrarlo cada vez que tiene ocasión. Debe haber una especie de trastorno mental que solo afecta a los expresidentes y que les vuelve completamente tarados. Ahí sí que debe existir algo extraño en el aire.

Y ahora, lo que hay que hacer, tanto desde el PP como desde el PSOE, es justificar un pacto entre los dos partidos que ya se empieza a ver en un horizonte nada lejano. Lo de Castilla y León huele a eso a la legua y recuerden, a nivel nacional también. Todas lo movimientos que se están viendo desde los dos partidos se dirigen hacia ese pacto.

Además, va a ser fácil de justificar para tantos cerebros planos como hay: por el bien de todos. Volviendo a Aznar y a ese pacto, el expresidente ha dejado una muestra de lo que se está rumiando en la trastienda.

En una recientes declaraciones, preguntado sobre Vox, ha respondido: “Vox es un partido que está a la derecha de la derecha, y que tiene sus referentes en Europa. El referente de Vox es (Marine) Le Pen, y otros movimientos. El PP es un partido constitucional, absolutamente europeo y europeísta. Yo no veo las ventajas de que en Francia gobierne un gobierno de derecha radical, ni para España ni para Francia”.

¿Va quedando claro por donde van los tiros?