Ledger Nano X - The secure hardware wallet

Rocambolesca. Así podríamos definir todas las informaciones que están saliendo desde el PP en las últimas horas. Por un lado, varios medios han publicado que el PP habría encargado a una agencia de detectives investigar al hermano de Isabel Díaz Ayuso, Tomás Díaz Ayuso, por la sospecha de que hubiera cobrado unas comisiones por un importe de 280.000 euros por un contrato sanitario de la Comunidad de Madrid en la compra de mascarillas.

En el PP niegan que se haya vigilado al hermano de Ayuso, pero han asegurado a medios como ABC que tienen constancia de que la comisión al hermano de Ayuso, por un importe de 280.000 euros, por mediar en un contrato sanitario existe, aunque no tienen la prueba definitiva que les permita llevarla a la Fiscalía.

El caso es que resulta tremendamente sospechoso que esta información haya aparecido justo después de las elecciones de Castilla y León y justo después de que Ayuso pidiera el adelanto del Congreso de Madrid para hacerse con las riendas del partido.

Sea verdad o falso todo lo que se está denunciando, lo que está claro es que Casado ha aprendido muy rápido de las artimañas de Sánchez e intenta quitarse de encima a sus competidores como sea. Llegados a un punto como el que estamos en España en el que ya no nos creemos nada y somos plenamente conscientes de que hay que mirar mucho más allá, con los que nos estamos encontrando, realmente, es con una guerra sucia dentro del partido en la que se utiliza todo tipo de armas.