Ledger Nano X - The secure hardware wallet

En estos tiempos de despiste generalizado. De tantas noticas importantes que se nos presentan delante de nuestros ojos a la vez, la falta de atención a cada una de ellas puede tener graves consecuencias. En el punto en el que estamos, hay que analizar todo al detalle y sobre todo los tiempos, el momento en el que se produce. Preguntarse el por qué y para qué. Y sobre todo, no creer en las casualidades.

Ayer saltaba la noticia de que el gobierno había concedido a dedo, sin concurso previo y con carácter de urgencia, para que no hubiera tal concurso, un contrato de 45 millones de euros cuyos beneficiarios eran Telefónica y la empresa INDRA. El objetivo de ese contrato es la construcción de un megacentro de ciberseguridad, al parecer fundamental para la seguridad del estado.

Pero dense cuenta qué empresa es una de las beneficiadas. Efectivamente, INDRA. ¿Y a qué se dedica INDRA, por qué es conocida principalmente? Por ocuparse de los recuentos en todas las elecciones que se celebran en nuestro país. ¿Y qué va a pasar el próximo día 13 de febrero? Pues que se van a celebrar una elecciones autonómicas en Castilla y León.

El ganador de esas elecciones, según todas las encuestas, sería el PP. Pero sorprendentemente, el CIS ha dado como ganador al PSOE. Y si tenemos en cuenta todo lo que ha estado denunciando la Plataforma Elecciones Transparentes en estos años y la “casualidad” que INDRA se lleve un contrato como ese precisamente esta semana, ¿no les hace sospechar? A nosotros mucho.